Reciclando una bola de chicles

Los domingos en mi casa son muy malos. Nos vamos al campo, no tengo internet, mi perro no me deja dormir la siesta y mi madre pone en la tele una película basada en una historia real cuyos personajes no son reales y los diálogos están dramatizados…

El caso es que me tengo que entretener con algo. Y reciclar es una gran opción y luego me sirve para poner un post (muhahaha). El caso es en la oficina somos unos comechicles, y hace poco nos compramos una bola de esas de 70 chicles (de trident, que las de orbit son muy feas y no tienen arreglo) y ya nos la hemos terminado. Y yo pienso, madre mía, no podemos ir dejando bolas por todos lados, pobre medioambiente, tenemos que hacer algo con ellas…

Pues poniendo unas orejitas, unos dientes, unos ojos, unas patitas y un rabo, tenemos un simpático ratón. Y lo podemos utilizar de grotesco guardaclips.

Tachán:

Ratón reciclado

El próximo lo subasto.

Commentarios (2)

  1. Cuchimix:

    Y para guardar las moneditas que nadie quiere también sirve … ;)

    Hasta le podemos poner nombre: Tridy ejejjejejeje

    Ahora a por la parejita…..

    Martes, enero 16, 2007 at 15:38 #
  2. Beita:

    Te ha quedado monísimo! Yo me pido uno! hihihi! :-P

    Miércoles, enero 17, 2007 at 17:43 #