La cuchara que era diferente

La cuchara que era diferente

¿Linki, eres una maniática?

Sí, pero creo que en realidad sólo tengo manías absurdas. No soy maniática del orden, ni de la limpieza, mi vida es un desastre en general. Y tengo manías que no me producen ningún mal, y tampoco ningún beneficio.

Una de mis más famosas manías es la manía de los cubiertos:

Linki, cada vez estás peor…. U_U

¡Qué queréis que os diga! En casa hay una cuchara que ya estaba allí cuando llegué. O la creó Dios para torturarme. Es fea y vieja y no se puede comparar a mi magnífico juego de cubiertos de ikea. No sé como se las arregla la maldita cuchara para ponerse siempre en primera fila y hacerse usar la jodía. Cada vez que meto la mano, saco la cuchara y me llevan los demonios. Soy una xenófoba de las cucharas.

Son 6 probabilidades contra 1 de que salga la cuchara maldita. Se salta la ley de probabilidad. Está embrujada.

El caso es que en casa de mis padres toodos los cubiertos son diferentes. Me parece que no hay ninguno repetido jajaja, y entonces en lugar de entrar en cortocircuito, mi manía se esfuma y parezco una persona normal.

Aún estoy dudando entre que sea una manía o un desorden psicológico.

Bueno Linki, ¿y por qué no tiras esas tres cucharas a la basura y dejas de enfadarte?

Pues no lo sé.

Commentarios (7)

  1. Fany:

    Jajaja!! pues sí, llámalo embrujo, o como quieras, pero me parece muy curioso, porque a mi me pasa exactamente lo mismo, pero con un tenedor… es feooo de narices, con mango rojo :S y siempre, siempre, acabo cogiéndolo!!

    Vamos a llamarlo la venganza de los cubiertos!!! muahahaha!

    Un beso!

    Miércoles, enero 30, 2008 at 11:18 #
  2. Membris Khan:

    El maniático de las cosas absurdas soy yo!! Me estás quitando exclusividad :p

    Miércoles, enero 30, 2008 at 11:41 #
  3. Nacho Cuevas:

    Hola Linkita!.

    Tengo en mi mesa un bote con caramelos y hay uno de crema, que no me gusta, que cada vez que meto la mano para sacar uno… aparece.

    Pensé en tirarlo, pero es como uno más. El día que deje de aparecer será un día amargo. Seguro.

    Misterios sin resolver…

    Miércoles, enero 30, 2008 at 14:30 #
  4. monkey b:

    ASOMBROSO!!!!!!!! a mi también me pasa, pero es con un cuchillo que mi hermano dejó en el horno y ahora tiene el mango derretido

    Miércoles, enero 30, 2008 at 19:24 #
  5. Aoyama:

    ¡Vaya cosa! recuerdo que algo así me pasaba a mi, pero con un vaso, yo me rendí y siempre que me sale lo uso ya sin protestar y hasta a veces me he sorprendido enojaándome si me lo agarran para otra cosa.

    Viernes, febrero 1, 2008 at 19:00 #
  6. Linkita:

    ¡Oh! Bueno, pues veo que no es tran extraño lo que me ocurre. Imprimiré los comentarios y los restregaré en las narices de aquellos que me llamen rara. =P

    ¡Un saludo a todos!

    Sábado, febrero 2, 2008 at 1:43 #
  7. Àurea:

    jajajajaja No puedo dejar de reirme, y es que me pasa bastante parecido! Con un tenedor, pero ya lo meto en el fondo a consciencia, para que no salga!!

    Encantada de conocer tu blog! :)

    Sábado, marzo 15, 2008 at 19:57 #