Yaki

Y quién iba a pensar que ese perro cabezón que se encontraron lleno de barro y a quien le estábamos buscando casa se iba a quedar conmigo tanto tiempo. Y que me iba a salir bien eso de adiestrarlo.

Junto a Nuka, es mi debilidad. Y puedo estar lanzándole una pelota, un frisbi, o un palo infinitamente hasta el final de los tiempos….

Commentarios (4)

  1. Membris Khan:

    Entiendo tu debilidad… a mí me ocurre lo mismo con Humo. ¡Si es que son para comérselos!

    Domingo, mayo 2, 2010 at 18:21 #
  2. sidiostedalimones:

    Pero que preciosidad de perro!

    Domingo, mayo 2, 2010 at 18:45 #
  3. Fi2:

    Ayy… mira que los perros no son lo mío pero éste tiene una cara en particular muy graciosa! n__n

    Miércoles, mayo 5, 2010 at 9:52 #
  4. Juan:

    Qué perro más mono, qué bonico, me gusta ver como montas películas con el iMovie.
    ^^

    Miércoles, mayo 5, 2010 at 12:56 #