¡Mierda!

Y va otra semana que se me olvida reflexionar el Jueves. ¡Será que no tengo cosas para reflexionar!

Soy un desastre, estoy muy ocupada, tengo una vida…. no sé qué excusa usar hoy.