Una Bella Historia

we

Había quedado con él a las 4 de la tarde en el Café de la esquina. Ella estaba nerviosa ante la cita con ese hombre ya que hasta ese día nunca antes se había atrevido a expresarle sus sentimientos, sus deseos y su amor por Paul. Pero Susan decidió echarle valor al asunto y aceptó, acudió vestida con sus mejores galas y esperó delante de la puerta. Y de repente bajando por la calle aparecía él, aquel al que tanto tiempo estuvo esperando confesarle su querer. Así que antes de que se personase en la puerta, la muchacha corrió tras él. No podía ocultar más sus sentimientos, decidió abrazarlo con toda la ternura que ella le podía dar a su ser más querido y le dijo: “Te quiero cariño, siempre te he querido con toda mi alma. Espero que tu también sientas lo mismo por mi” Y ambos se besaron apasionadamente a pesar de las miradas atónitas de los transeúntes.

A veces la mejor opción es no complicarse la vida.

Fuente: http://antesdelcafe.wordpress.com

Commentarios (3)

  1. Precioso.

    Miércoles, febrero 23, 2011 at 22:47 #
  2. Ja ja ja buen resumen.

    Jueves, febrero 24, 2011 at 8:39 #
  3. Sí, no es empeñamos en complicar las cosas de forma absurda cuando la mayoría de las veces todo podría ser tan sencillo…
    Besotes!

    Viernes, febrero 25, 2011 at 10:49 #