La recuperación. Fractura de la meseta tibial V

Tornillicos

Igual esto se está haciendo un poco largo, pero utilizo estos capítulos como terapia ya que nunca había pasado por algo así en mi vida. Realmente no sé si esto le importa a alguien, y tampoco me preocupa si no es así, yo sólo quiero dejar constancia en algún sitio para que no se me olviden estos meses.

Hasta este momento, todo había sido una fiesta (de drogas) y aparte del gran susto que tenía en el cuerpo, no me sentía muy mal. El problema vino cuando me llevaron al campo, y allí no tenía suero ni tenía enfermeras y entonces la pierna decidió dolerme.

Las primeras semanas fueron horrorosas, lo único que hacía era contar los minutos para poder tomarme el próximo analgésico. Las noches eran peores, tanto que en cuanto oscurecía me daban ganas de llorar. La escayola pesaba, y la pierna me dolía, y hacía todo un suplicio el hecho de ir al baño. No quería ni comer ni beber para retrasar ese momento al máximo.

No te puedes mover, y cuando dejas de dormir o de intentar tener poca consciencia, puedes pensar. Y después de pensar en la gente que está allí contigo, piensas en la gente que echas de menos… Y sé que no debería, pero no se puede evitar. Entonces te sientes peor.

Lo peor de todo esto, es que pierdes completamente tu independencia y tu intimidad. Te tienen que ayudar a levantarte, a caminar a tres metros por minuto, a comer, a hacer pis… a todo. No puedes alcanzar nada que esté fuera del rango de acción de tus brazos. Y eso es frustrante. Eres una carga. Hubieron días en las que estaba realmente muy triste.

Y así tres semanas. No quiero pensar quien esté así de forma permanente….

Una amiga enfermera vino a curarme la herida de la operación varias veces… y puff la primera vez que pude contar las grapas… 27 grapas… para meter una placa y ocho tornillos… casi me desmayo. Tengo una foto, pero no la he puesto por no herir sensibilidades :)

Commentarios (4)

  1. Escribir es una buena terapia, es una de las cosas que he aprendido por experiencia :)

    Martes, septiembre 13, 2011 at 6:59 #
  2. Hola Linkita,
    a raíz por tu comentario en el blog he leído el tuyo…jejeje…(he visto los tornillos y no lo he podido evitar)
    veo que tienes un humor parecido al mio…un tanto oscuro…parece que te gusta reirte de tus desgracias como yo…, además pienso que es mejor reirse de uno mismo…
    Bueno, no te desesperes con tu accidente, todo va despacio pero va…yo empiezo a ver un poco las cosas de otra manera (ya habrás leido en mi blog)
    Asi es que lo único que puedo decirte es ánimo, paciencia y REHABILITACIÓN….
    Saludos y sigue con ese humor…a mí me está ayudando a llevarlo mejor… :)
    te sigo !!!

    Martes, septiembre 13, 2011 at 13:50 #
  3. Publica todos los post que necesites!

    Ahora llevas titanio dentro como los coches de F1 o las motogp

    mimitos

    Martes, septiembre 13, 2011 at 14:21 #
  4. María Rangel:

    Hola linkita:
    Te contare que esa sensación de frustración que sientes tambn la vivi y es muy horrible. Y pues lo mío fue una platina con 14 tornillos. Puedes creerlo? Aún no lo supero. Y lo peor de todo es q no tengo sensibilidad en la pierna y aparte de eso también me fracture el quinto metacarpiano. La verdad es una experiencia que no se la deseo a nadie.

    Sábado, febrero 14, 2015 at 21:48 #

Trackback/Pingback (1)

  1. Linkita.net - Rayos X. Fractura de la meseta tibial IX on Sábado, octubre 1, 2011 at 11:40

    [...] de wallpaper en mi segundo escritorio del mac, a ver si me hago a la idea. Son muy parecidos a los que puse hace unos cuantos días, pero estos ya están coloados, y esa es mi patica. Tela [...]